Communityt manager musica talentalo

Imagen cedida por AndJohan

La figura del Community Manager va ligada desde sus inicios a un debate sin clara solución. ¿Debe pertenecer esta figura emergente a la empresa o se puede externalizar su contratación?.

¿Debemos poner en manos de otros nuestra reputación?

Las opiniones y decisiones varían en función del tipo de empresa de la que hablemos.

En Taléntalo hablamos de música, un tipo de empresa cualitativamente distinta al resto, en la que se venden emociones, sensaciones, sueños… Pero, a fin de cuentas, una empresa de la que también se espera obtener beneficios y, por tanto, en la que no se deben dejar decisiones de este tipo a la improvisación.

Hoy en día es más necesario que nunca que los artistas estén presentes en las redes sociales, son su mejor herramienta de promoción. A través de los social media los seguidores pueden conocer sus trabajos, enterarse de sus conciertos, participar en sus conversaciones, conocerles mejor y convertirse en auténticos fans incondicionales. Pero todo esto debe hacerse bajo un plan de marketing y comunicación bien definido.

Resulta necesario contar con un profesional que conozca en profundidad el entorno de las redes sociales y que asesore al artista acerca de dónde debe y dónde no debe estar. Alguien capaz de desarrollar una estrategia clara y efectiva, dirigida a crear una marca sólida y duradera. Y sobre todo, alguien que conozca y maneje las herramientas para medir los resultados obtenidos. Porque sin un adecuado análisis de resultados la estrategia no sirve de nada.

Y es justo hasta ahí, que no es poco, donde debe llegar la figura del Community manager en la industria musical. El manejo diario de las redes, las interacciones reales con los fans, deben ser siempre responsabilidad de los propios artistas, si no los seguidores lo notarán, se sentirán engañados y puede que dejen de serlo, con lo cual la estrategia de marketing no habrá servido de nada. Todo lo contrario.

La industria músical no es una empresa convencional, aquí las emociones están más presentes que en ningún otra parte, y sólo el propio artista será capaz de trasladar esas emociones a sus fans a través de las interacciones en las redes sociales.

Los social media no deben ser sólo un canal para dar vender tu producto, tu música, deben ser un canal de conversación. El artista no puede hacer un monólogo a través de facebook, o twitter, debe escuchar y, sobre todo, responder. De esta manera, conversando con sus seguidores de forma transparente, abierta, fluída, creará un lazo emocional y duradero con ellos, y dejará de tener seguidores para tener fans incondicionales que serán los mejores prescriptores de su talento.

Tagged with →