Como ocurre tantas veces en la historia, cuando alguien escala una montaña muy alta o conquista un territorio y planta su bandera ya se cree el rey del mambo y pierde la perspectiva creyendo que es un cargo vitalicio. Eso está ocurriendo con Whatsapp, y dos nuevos competidores le están comiendo terreno ya, una española y otra de Japón.

Muchos son los elogios conseguidos por Whatsapp durante éstos dos últimos años y millones de usuarios han ido tras la estela de su fama y de los amigos que tenían ya instalada la aplicación.

Desde su creación hasta nuestros días la evolución de Whatsapp ha sido intermitente, con verdaderos problemas de conexión y con fallos de privacidad probados.

Desde entonces han nacido varios competidores que ofrecían servicios similares y por lo tanto no daban aliciente alguno para cambiarse de plataforma, pero recientemente han aparecido dos competidores que ofrecen servicios diferenciadores y que pueden desbancar a Whatsapp, y no son otras que Line y Spotbros.

Spotbros es española, se caracteriza principalmente por tres aspectos: privacidad en tus datos, buen uso de la geolocalización y los SBmails.

Además de poder chatear con tus amigos al estilo Whatsapp y con más privacidad por el encriptado de tus datos, Spotbros tiene un arma brutal con sus dos usos de la geolocalización, Spots y Shouts.

Los Spots son grupos, moderados por ti si eres el creador, que se adhieren a la zona física donde los localizaste  aunque una vez que somos miembros podemos usarlos en cualquier lugar. Si estamos al lado de la Torre de Pisa podemos crear un Spot llamado “Amantes de la Torre de Pisa” y todo aquel que utilice la aplicación cerca de la Torre podrá unirse y seguir hablando esté donde esté.

Un lugar de reunión según tu ubicación.

Luego tenemos Shouts, esos gritos que se lanzan al mundo exterior desde nuestro Smartphone y que le llegarán a todos los usuarios de Spotbros de tu alrededor según tu ubicación. Si por ejemplo estamos en la Rambla de Barcelona y no sabemos donde cenar podemos mandar un shout con un “¿Algún sitio barato para comer en la zona de la Rambla?” y algún usuario que ande por la zona puede recomendarte uno.

El lector podrá darse cuenta de todas las posibilidades que tiene la herramienta y, sí, de momento mucho guarrete 2.0 la utiliza para ligar, puesto que podemos hacer una petición de amistad a los que nos contesten o hagan shout, pero seguro que poco a poco se explotará el verdadero sentido de la herramienta.

Por último, cada vez que creamos un Shout, podemos usar un código que ellos llaman SBmail con el que creamos una auténtica página multimedia que podemos compartir en nuestras redes sociales y comunicaciones cotidianas.

Sin duda las posibilidades de Spotbros son muchas y nos ofrece algo totalmente inalcanzable para Whatsapp actualmente.

Desde otro lugar más lejano, Japón, nos encontramos con otra plataforma que viene pisando fuerte, Line.

Ésta aplicación multiplataforma nos ofrece otras tantas posibilidades que no ofrece actualmente Whatsapp: llamadas VOIP, plataforma para PC o MAC, perfil más social , stickers y gratuidad.

Llamar por VOIP no es algo novedoso pero la integración en la aplicación ya es un punto a favor frente a Whatsapp. También lo es el perfil más social que tiene, al estilo Twitter, donde pueden interactuar tus amigos.

Quizás su punto más fuerte y lo que lo diferencia del resto, es que dispone de una plataforma para ordenador de sobremesa, como el ya desaparecido Messenger, en el que poder hablar con tus amigos sin tener que tener el móvil encima, sugerencia más que pedida por los usuarios de Whatsapp.

Además tiene la buena fe de ser gratuito, algo muy apreciado y sin duda parte de su éxito, siendo su modelo de negocio la venta de stickers o pegatinas, más famosas en el mundo oriental que en éste lado pero sin duda un éxito de modelo, junto a otros productos de la empresa.

Whatsapp se duerme en los laureles y por detrás vienen fuerte, ¿Cambiarás de plataforma? ¿Los has probado? ¿Qué te parecen? 

Tagged with →