Piensa las consecuencias de no hacer nada.

de http://orlandobodyfitdc.tumblr.com/

Una de las materias en las que el español es campeón mundial, además de en deportes de equipo, es en poner excusas.

Yo mismo me pongo el primero y como ejemplo. Muchas veces es por no haber sabido decir NO en su momento y cuando llega el momento da pereza o puede ser también porque tenemos un chip integrado desde la primera palmada en el culo al nacer que nos dice “no te metas en líos que estás muy bien como estás”.

Las hay de todas las formas y colores.

Desde que me rodeo de gente emprendedora ese estigma nacional se me estaba borrando un poco, pero es volver a la cruda realidad, a la del café de media mañana o a la sobremesa de turno, y me doy cuenta de que ese gen excusador sigue bien vivo.

Si me centro en el mundo del emprendimiento lo que más escucho es:

-No tengo dinero.
-No tengo las habilidad necesarias.
-No tengo tiempo.

En cualquiera de los casos mi respuesta es la misma: lo que te falta es pasión.

Conozco a muchas mentes inquietas, con más o menos éxito, que lo único que les hizo falta fue tener pasión en una idea, un objetivo o un estilo de vida.

Muchos de ellos, entre los que me incluyo, carecíamos tanto de dinero como de habilidades necesarias (por lo menos técnicamente hablando) y dependiendo de la época, incluso tiempo, muchos de ellos a cargo de una familia a la que alimentar.

Es cierto que en todo equipo debe haber una carga técnica importante (desarrolladores, diseñadores, ingenieros, finanzas…) pero sin duda el motor que mueve a un proyecto y el pegamento que hace que todo el equipo se coordine y trabaje al unísono es el factor pasión (y sin duda uno de los factores que buscan los inversores a la hora de poner dinero sobre la mesa).

A veces la tienen todos y a veces esa pasión la contagia uno a al resto del equipo.

En cantidad de ocasiones los perfiles técnicos necesitan de ese empujón, ese descaro y/o esa fuerza que imprime quien respira pasión e ilusión por una idea y es DEBER de esa persona contagiarlo al resto del equipo y así contrarrestar esa carencia técnica.

Además es otra OBLIGACIÓN la formación continua en ese apartado, la lectura constante y el aprendizaje sobre su sector o como pueden repercutir otros en el suyo, estudiar modelos de negocios nuevos, en definitiva, estar vivo en su puesto ya que ese es su papel principal, cohesionar y llevar el timón, sabiendo delegar, sabiendo rodearse de profesionales mejores que uno mismo y sabiendo ver oportunidades y talento.

Así que si alguna vez te has plateado alguna de esas excusas comentadas anteriormente, piensa si realmente el problema esta en su fondo o en que, realmente, no has encontrado nada que te apasione profundamente.

La pasión se cultiva, no dejes de regarla día a día.

Tagged with →  
  • Octavio Santos

    A ponerle pasión! Gracias! :)