From the monthly archives: "octubre 2015"

Parrita y Bale

 

Abro El País y según hago scroll veo aparecer dos noticias deportivas.

La primera la de Parrita, un deportista que quiere ser de élite, muy cerca de llegar a Río 2016, con todas sus ilusiones y fuerzas intactas aún viniendo del humilde barrio de La Mina, con lo que eso te marca económicamente y socialmente en un mundo, el de los Centros de Alto Rendimiento Deportivo, donde la competencia y elitismo pueden hundir o hacer campeón a un chaval como nuestro protagonista.

Según voy leyendo me asombro como, aún sacando un semisueldo haciendo “chapús” aquí y allá, consigue sacar fuerzas para echarle horas y horas a un entreno en la sombra que no aparece en ningún Chiringuito de Jugones, Los Manolos o cualquier frívolo programa “deportivo”.

Parrita reclama más ayudas y becas deportivas a los que como él, currante y con familia humilde (Padre mecánico), pelean cada día por un sueño como el de ir a unos Juegos Olímpicos y representar a su país.

Todavía con mal sabor de boca después de leer la noticia sigo hacia abajo y me encuentro con el contraste de este condenado y amado país.

La entrega ANUAL de Audis a los jugadores del Real Madrid.

Con la amarga imagen todavía de Parrita en la pupila, contemplo como un jugador de un equipo de Futbol recibe, a su elección, un vehículo que, en el menor de los casos, tiene un valor de unos 50.000 euros.

Entonces se me cambia el gesto, y mi amargo sentimiento se transforma en indignación, en la que siente uno en este país tantas y tantas veces donde ves que a unos les chorrea el aceite del Jamón por el codo mientras el vecino se conforma con la loncha de Pavo a las finas hierbas más fina.

Sin entrar en el debate de lo que genera un jugador del Real Madrid o un deportista de Élite “casi” Olímpico, ¿No es vergonzoso e insultante que a dedo puedas elegir un producto de “50.000 euros” mientras que otro deportista, español, con aspiraciones olímpicas, tenga que estar mendigando una beca ADO o cualquier ayuda para poder subsistir mientras entrena 8 horas al día?

¿Si le da por ganar una medalla olímpica se hará el político de turno que toque, en el Verano de 2016, una foto con Parrita en Moncloa sin que se le caiga la cara de vergüenza, declarando que “Este es el espíritu español, la marca España”?

Probablemente, si por algo somos reconocidos en el extranjero, es por tres cosas: el Sol, la Gastronomía y el Deporte.

¿El Deporte en España es el Madrid, Barca, Nadal y los Gasol? Gente que, desde el mayor de los respetos, no necesitan ayudas de ningún tipo.

Personalmente prefiero tener a 100 deportistas de Élite que a 100 Senadores ( y sus pagas vitalicias y dietas varias), esos sí son la marca España, los que nos hacen reconocibles en todo el planeta tierra.

En fin, espero por el bien de Parrita que le toque la lotería, o que se haga jugador del Real Madrid.